Close

Los caminos del orden

El armario ideal, por Ana Samper, personal organizer

El placer de ordenar no es innato en la mayoría de las personas. Muchas hemos llegado al orden no por el orden en si mismo, si no porque algo nos ha empujado a ese camino.

Hace poco alguien que está pasando una enfermedad me escribió para contarme que sin saber bien porqué había empezado a ordenar su casa….. y eso no sólo le estaba ayudando a llevar la situación si no que también le relajaba.

En otra ocasión una amiga me contó que un buen día decidió empezar a ordenar los armarios de la ropa, vaciándolos, repasándolo todo, reorganizándolos…. y en medio de es proceso  empezaron  a moverse a su alrededor muchas emociones, su matrimonio empezó a resquebrajarse, acabaron separados, y el armario quedó congelado en ese momento, cuando lo retomó fue porque necesitaba volver a poner orden en su vida.

De una u otra manera todos valoramos y apreciamos los beneficios del orden, y lo incorporamos en mayor o menor medida, pero para algunas personas el orden nos lleva a recorrer un camino que a menudo convierte en una terapia, en una tabla de salvación, en una herramienta para recuperar el control o incluso como en mi caso convertir ese camino en una profesión. 

Si en algún momento sientes la llamada del orden, déjate llevar por ese camino, seguro que te llevará a algo bueno.

Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Print this page
Print

It's only fair to share...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito