Close

El orden, una terapia de bienestar

La importancia que el orden tiene para nuestro bienestar es un hecho probado, el ritmo de vida que llevamos, la falta de tiempo, la tendencia a la acumulación fomentada por el consumismo actual, y la escasez de espacio, nos empujan a llevar una correcta gestión del orden en nuestro entorno para reducir el estrés, algo que no siempre es fácil, ni posible.

En mi experiencia profesional he podido constatar que cuando no existe una correcta gestión del orden detrás hay siempre un desequilibrio emocional que nos impide recuperar el bienestar, mantenerlo o simplemente encontrarlo.

Por eso empezar la primavera con una buena reorganización nos va a ayudar a afrontar con mas fuerza los retos que se nos planteen.

Lo primero que debéis hacer es detectar cuales son los focos de desorden, generalmente suelen ser los armarios, pero no sólo estos. Conviene que hagáis una lista con todos ellos y que identifiquéis cual es el que más desequilibrio os causa.

Tened en cuenta que aunque el problema esté muy localizado en una sola habitación, tendréis que mover de sitio algunos objetos lo cual va a llevar que se vean afectadas varias zonas de la casa, por eso es importante tener una visión de conjunto que os permita reubicar lo que vais a ir moviendo.

Cuando ya hayáis decidido por dónde vais a empezar tened a mano cajas o bolsas para ir separando por categorías y apartando aquello de lo que os vais a deshacer.

Para que la toma de decisiones sea más sencilla siempre recomiendo para empezar a tirar crear un montón con las “dudas”. Una vez que hayáis terminado el proceso de vaciado, entonces volved a a analizar el montón de “dudas” y veréis como os resulta más fácil resolverlas!

También es importante no elegir por pena, cuántas veces decimos que nos da “pena” deshacernos de algo. En ese momento debes plantearte que un objeto que te inspira pena, y sólo pena, es mejor no tenerlo en tu casa.

Vaciar los armarios y los muebles nos ayudará a trabajar de forma mas consciente el espacio, buscando la funcionalidad, tendremos por un lado el hueco y por otro las cosas que debemos meter en ese hueco, y esto va a facilitar el trabajo de volver a poner las cosas de forma ordenada.

Y una vez que hemos detectado los focos de desorden, vaciado y analizado funcionalmente el espacio, hemos clasificado y hemos desechado, entonces conviene concentrar las categorías en una misma ubicación: toda la ropa en la habitación, todos los libros en el salón o despacho, o en otros sitio, pero todos juntos, todos los juguetes juntos etc….

Un último consejo: para mantener el orden en los armarios utilizo el sistema de las cápsulas de ropa, con el que he conseguido que mi armario esté siempre ordenado de una forma sencilla y sin esfuerzos.

Feliz y ordenada primavera!

Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
0Pin on Pinterest
Pinterest
0Print this page
Print

It's only fair to share...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito