Close

Segunda semana (I): el nivel de alerta por la mañana

CRONOTIPO-RUTINAS-PENSAMIENTO-ORDENYCONCIERTO

El nivel de alerta determina el tipo de actividad mental que nuestro cerebro está más capacitado para realizar, y el reloj interno marca el momento más adecuado para hacerla según tu cronotipo. 

Esta semana empezaremos por los cambios que afectan al bloque de “pensamiento”, y que se refiere a todas aquellas tareas que realizas a lo largo del día que no conllevan ningún esfuerzo físico ni movimiento.  La semana pasada ya vimos como un primer paso listar todas las tareas que hay en tu día a día y clasificarlas en cada uno de los tres bloques. Ahora céntrate en las que has puesto en el de Pensamiento. Hoy introduciremos los cambios en las franjas horarias matutinas (en nuestro horario primera mañana, segunda mañana y medio día).

LA MELATONINA

Nuestra actividad mental se activa en el momento en el que la glándula Pineal deja de segregar melatonina, y esto se produce cuando nuestro ojo percibe que hay luz, por eso no es nada recomendable dormir con la luz encendida porque entonces no generamos la cantidad de melatonina necesaria para dormir correctamente y regenerar nuestro organismo. 

Lo que pasa cuando nos despertamos es que si hemos dormido suficiente ya no necesitamos esa hormona y empiezan a entrar en juego otras, que hacen que nuestra energía y apetito sea mayor o menor según nuestro biorritmo.

BIORRITMO DIURNO: DOSIFICAR

Si eres diurno y a las 10 de la noche estás ya durmiendo, la cantidad de melatonina ha llegado a su punto álgido antes de que amanezca y no necesitas más, tu reloj interno se activa más pronto, y tu nivel de alerta es ya elevado nada más levantarte. Si lo potencias empezando a trabajar  en tareas que requieren análisis,concentración o  movimiento estarás acelerando tu reloj, y tu  nivel de alerta se verá mermado a mitad del día cuando probablemente aún te quede parte de la jornada laboral. Te conviene dosificarlo.

Los cambios que puedes empezar a introducir son:

  • primera mañana (06:00- 08:00): evita saturar tu cabeza viendo el correo electrónico (movil, tablet o portátil), hablando con clientes o colaboradores o preparando contenido que requiera mucha atención, ¡ojo! aunque sientas que puedes hacerlo. Intenta relajar tu mente con unos minutos de respiración, lectura pausada, o si practicas yoga y meditación es un buen momento para ello en esta franja horaria.
  • segunda mañana  y medio día (08:00-12:oo): Planifica tu día, y centra en estas horas el comienzo de tu interacción con clientes y compañeros. Hacia media mañana alcanzarás un alto nivel de concentración para tareas que requieran resolución de problemas, o exijan análisis. Programa en estas hora las reuniones importantes.
  • Medio día (12:00-14:00): concentra en estas horas las actividades relacionadas con la creatividad, que se alargarán hasta la primera tarde.

BIORRITMO VESPERTINO: CONTROLA Y MODULAR

Si eres vespertino te sucederá algo similar, solo que el efecto directo de la luz solar te levantará finalizando con la secreción de la hormona del sueño, y tu nivel de alerta no será tan elevado como el del biorritmo diurno puro, se irá incrementando de forma progresiva durante la primera mañana. Te conviene controlarlo y modularlo.

Los cambios que puedes empezar a introducir esta primera semana son: 

  • primera mañana (06:00-8:00): evita iniciar el día con una actividad mental, interactuar con llamadas, correos o redes sociales (no estás en tu momento más sociable), 
  • segunda mañana (08:00-12:00): es el momento de planificar el día, continua con tareas que sean principalmente mecánicas y no requieran de análisis o creatividad. Entre las 10 y las 12 tendrás tu primer pico de concentraciónaprovéchalo para actividades de tipo analítico o resolución de problema.
  • medio día (12:00.14:00): termina lo que has empezado a hacer en la segunda mañana aunque como veremos más adelante en esta franja lo que te conviene hacer son otras cosas

BIORRITMO NOCTURNO: ACELARAR

Si eres nocturno te costará más levantarte porque tu cuerpo ha estado expuesto a la luz (solar o artificial) durante más tiempo pues tu hora de dormirte habrá sido posterior a las 12, y por lo tanto tu cerebro quiere seguir durmiendo para continuar fabricando la melatonina que te falta. Tu nivel de alerta es muy bajo, pero como probablemente tienes que levantarte para ir a trabajar entonces conviene que lo actives para acelerar tu reloj interno.

Los cambios que esta semana puedes empezar a hacer:

  • primera mañana (06:00-08:00):  realiza alguna actividad mental que no requiera concentración, puedes tener momentos de creatividad a estas horas, aprovechalos.
  • segunda mañana (08:00-12:00): no será hasta casi media mañana cuando se activará tu nivel de alerta, empieza planificando el día.
  • media mañana (12:00-14:00): es el momento de realizar actividades de concentración y análisis  aunque tu mayor estado de alerta empezará en la primera tarde.

Puedes aplicar los cambios de dos formas, bien probando a hacerlos mañana y pasado, o esperar hasta el miércoles cuando leas la segunda publicación con el resto de cambios que afectan al pensamiento, prueba a ponerlos en práctica todos durante jueves y viernes.

Aunque inevitablemente como ocurre cuando ordenamos un espacio al organizar tus horarios todo lo que hagas se verá afectado.

Poco a poco!

Ana Samper-OP

2017-03-15 20.27.51

  • Si quieres saber en qué consiste el plan “4 semanas para organizar tus rutinas” lee esto 
  • Si aun no sabes cuál es tu cronotipo lee esto
  • Si quieres descargarte el horario ideal según tu cronotipo pincha aquí
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Pin on Pinterest0Print this page
It's only fair to share...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Facebook
YouTube
PINTEREST
INSTAGRAM